benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

XI DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (A) - DIUMENGE XI DE DURANT L'ANY (A)

HOMILÍA

Llamando a sus doce discípulos, los envió.

El pasado domingo leíamos, en el evangelio, la llamada personal de Jesucristo: Sígueme. Pero esta llamada personal no es individual. No se termina en aquello que se denominaba salvar el alma. Sino que Jesucristo llama para enviar. Es decir, para continuar su tarea aquí en el mundo, para dar a conocer el Reino de Dios a los hombres y mujeres, para seguir por el camino que nos ha enseñado Jesús.

El cristiano, que quiera ser consciente con su cristianismo, debe de plantearse muy seriamente las palabras de Jesús: al ver Jesús a las gentes se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor. Esto debe de preocuparnos mucho. Nos debe llevar a preguntarnos: ¿Comprometo mi fe? ¿Me preocupo por vivir el evangelio?...

En la lectura del evangelio de hoy, vemos como Jesús no reunió a sus discípulos para apartarlos del mundo, para alejarlos del pueblo, sino para enviarles como el mismo ha sido enviado por el Padre. Si en la vida de Jesús es inseparable la evangelización, así también la vida de sus discípulos y la vida de todo cristiano no hay que separar la evangelización. La vocación a la cual somos llamados: es dar a conocer a Dios-Nuestro Padre que se nos ha comunicado en la persona de Jesús. De modo que seguir a Jesús, no es otra cosa que continuar su misión liberadora...

Cuando decimos y oímos que la Iglesia es misionera, nos referimos, claro está, a todos los cristianos y no solo a los sacerdotes y religiosas que trabajan en tierras lejanas, pues la vocación cristiana, hemos dicho, que es inseparable de la misión. Y ahí donde cada uno realiza su quehacer diario es donde tiene que dar a conocer a Jesús, no sólo con palabras, sino con los gestos que muchas veces dicen y convencen más que las palabras.

La sociedad actual espera de nosotros lo que hemos recibido gratis: la fe.

Terminemos esta reflexión con las palabras de San Pablo: gracias a un solo hombre, Jesucristo, la benevolencia y el don de Dios desbordaron sobre todos.

Que la Eucaristía nos acerque más los unos a los otros.

Francisco Albuixech

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]