benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

TODOS LOS SANTOS - TOTS ELS SANTS

HOMILÍA

Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

Hoy celebramos la fiesta de Todos los Santos y Santas. Es decir, todos los hombres y mujeres de todos los tiempos y continentes que ya ahora viven para siempre en la gran fiesta que el Padre de todos los hombres quiere para todos sus hijos e hijas. Sin exclusiones.

Celebramos esta fiesta, afirmación de fe y esperanza de que más allá de este corto recorrido que es vida terrena del hombre, hay un largo y gozoso camino –un camino que nunca termina- que es el compartir la Plenitud de amor, de fiesta, de alegría, que es la vida de nuestro Padre, Dios del cielo y la tierra.

Hoy hemos leído el evangelio de las Bienaventuranzas, como decimos, el Sermón de la Montaña, la Nueva Ley del cristiano. Todo un programa de vida.

Jesús llama pobres a cuantos, no teniendo nada (sentido social de la pobreza), ponen su confianza en Dios (sentido religioso de la pobreza). A partir de ahí San Mateo acentuaría más en su evangelio el sentido religioso, en cambio, San Lucas el sentido o significado social de la pobreza. La especial atención que prestó Jesús a los desposeídos, a los enfermos y marginados de su tiempo, demuestra que puso en primer plano la pobreza real sin la que no es posible la pobreza espiritual. Sólo cuando nos olvidamos de que Jesús exigió la pobreza real como condición para seguirla podemos utilizar ideológicamente lo que en la versión de Mateo se dice de los pobres en espíritu. La pobreza espiritual no es otra cosa que la radicalización e interiorización de la pobreza real y, de ningún modo, un pretexto para hacer más confortable el cristianismo a los que siguen siendo ricos, a costa de los pobres.

Se ha dicho que las Bienaventuranzas de Jesús a los pobres y la promesa que les hace de heredar el Reino de Dios no es otra cosa que pura y simple alineación: los pobres, esperando lo que está por venir, descuidarían lo que está por hacer en este mundo para salir de su pobreza. Se ha dicho que los pobres solo poseerán la tierra, cuando dejen de pensar en la bicoca del cielo. Se ha dicho que la religión es el opio del pueblo. Y todo esto no se ha dicho sin razón. Pues, aunque Jesús no dio ningún motivo para que se interpretaran sus palabras como un engaño, si lo han dado los cristianos que, siendo ricos, han llamado bienaventurados a los pobres.

Jesús no fue un rico interesado en engañar a los pobres. Y si él, siendo realmente pobre, y no sólo en espíritu, dijo que los pobres son bienaventurados, y si además sabemos que dio la vida por aquello que predicaba, habrá que escucharlo sin prejuicios. Sólo así comprenderemos sus palabras y veremos que las bienaventuranzas tienen en su boca un significado muy distinto al que le dan aquellos que hoy las pronuncian con mala intención. Comprenderemos que el anuncio de Jesús a los pobres es también una denuncia contra los ricos, ya que no se puede bendecir a los pobres, sin maldecir a los ricos. Por eso Jesús, que dijo bienaventurados a los pobres, es el mismo que dijo: Ay de vosotros los ricos.

Conviene advertir que, en general, las bienaventuranzas son una denuncia contra todos los que despojan, oprimen y persiguen a los pobres, a los justos y a los testigos de Cristo.

En la medida en que deseamos cumplir este mandamiento supremo, en la medida en que deseamos que se haga la voluntad de Dios, en la medida en que pedimos que venga a nosotros su reino, en esa medida nos comprometemos a transformar un mundo injusto en otro en el que sea más real y efectivo el amor a los más necesitados, a los más pobres.

Que esta Eucaristía nos ayude a vivir más cerca del evangelio y de los pobres.

Francisco Albuixech

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]