benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

MISA DEL GALLO - MISSA DEL GALL

HOMILÍA

Hoy nos ha nacido un Salvador

Queridos hermanos y hermanas: Hace unas semanas iniciábamos la vivencia del Adviento como tiempo de Esperanza. Cate, Júnior, Juveniles, Jóvenes y Cáritas se han esforzado preparando la liturgia de los cuatro domingos de Adviento; y lo han hecho muy bien. A ellos y a sus catequistas, monitores y personal de cáritas, gracias en nombre de toda la parroquia por acercarnos más a la liturgia de la Eucaristía.

Hoy celebramos que esa esperanza se ha visto cumplida en el nacimiento de Jesús:

“El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande” (Isaías 9,2)

“Hoy nos ha nacido un Salvador; el Mesías, el Señor” (sal. 95,1)

“Ha aparecido la gracia de Dios, que trae la salvación para todos los hombres” (Tt 2,11)

“Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”(Lc2,11).

¿Qué significa Navidad, cuál es su mensaje y su misterio para los cristianos?.

Navidad significa que Dios se ha hecho hombre. Por tanto, que ha venido donde nosotros estamos y que, para encontrarlo, ya no necesitamos abandonar el mundo. Significa que se ha metido de lleno en nuestra historia, en nuestra vida y en nuestra muerte, y que se ha tomado tiempo para ocuparse de nosotros y cargar sobre sus espaldas nuestro destino. Significa que ha cumplido su palabra, todas sus palabras y promesas, y que la Palabra se ha hecho carne. Significa que Dios para nosotros se llama Jesús, y que fuera de Jesús, el hijo de María que nació en Belén de Judá, no hay Dios para los hombres y mujeres; es decir, que sólo en él y por él tenemos acceso al Padre y el que ve a Jesús ve al Padre. Porque Jesús es el rostro de Dios, la imagen visible del Dios invisible. La navidad significa que Dios es AMOR.

Al celebrar esta fiesta, al escuchar una vez más, en este año 2008, el mensaje navideño, debemos tomar conciencia de que por medio de Jesús y en Jesús de Nazaret ha comenzado una nueva relación entre Dios y los seres humanos. La humanidad de Dios es el fundamento de nuestra comunión con Él y de la comunión entre los hombres y mujeres que creen en él. Ahora sabemos, creemos, que el amor a Dios pasa por el amor al prójimo, porque Dios se ha hecho nuestro prójimo.

Lo hallaréis en un pesebre: Los ángeles dieron a los pastores una señal: “Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”. Dios, que es Amor, se ha confiado en ese Niño al amor de los hombres y mujeres y se ha puesto al alcance de los más humildes de la tierra. Pero, al mismo tiempo, se ha puesto también al alcance de una bofetada, haciéndose vulnerable como un niño y pasible como todos nosotros. De ahí viene la posibilidad de amarlo con toda el alma y con todo el corazón; de ahí la posibilidad de encontrarlo entre los pobres, con los que se ha identificado. Pero también la posibilidad y el riesgo que corremos de pasar de largo, sin notar su presencia, y hasta de rechazarlo, de pasar delante de él escandalizados y moviendo la cabeza como los escribas y fariseos. Porque Jesús, la misma Palabra de Dios, se hace en Belén un niño y, más tarde, cuando sea clavado en la cruz, se hará puro silencio. Entonces ocupará su lugar, el último lugar del mundo, pues ha venido a servir y no a ser servido y, para servir a todos, ha de hacerse el último de todos.

Dios con nosotros para transformarnos. No deja de ser una paradoja que los cristianos celebremos el advenimiento de Dios a un mundo en el que se dice que “Dios ha muerto”. Sin embargo, es precisamente aquí y ahora, en esta sociedad secularizada, donde podemos comprender sin equivocarnos el mensaje de la encarnación. Es precisamente aquí y ahora, cuando padecemos la ausencia del Padre y su silencio, cuando podemos y debemos encontrar al Hijo que nos ha nacido y escuchar la Palabra. Ahora o nunca, podemos y debemos encontrar y escuchar a Jesús en los pobres, en los que no tienen nada y ahora están en su lugar, en la cruz, es el pesebre de Belén, donde la esperanza y la promesa son como un niño recién nacido y la palabra, el evangelio, es apenas el balbuceo de los que no tienen voz.

“Dios con nosotros” no significa que Dios sea nuestro aliado contra los otros, sino que está para nosotros en el prójimo. Y el prójimo es siempre el que nos necesita, el más pequeño. Por eso, lo que hagamos a uno de éstos a él se lo hacemos: “Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber...” (Mt. 25,35 ss.).

“El que no ama al prójimo, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve” (1 Jn. 4, 20) y sólo conoce a Dios el que lo ama y se deja transformar por él. Por tanto, a Dios se le encuentra y se le ama en el prójimo. No hay otro camino. No lo hay, si es verdad que Dios se ha hecho hombre. No digamos que “Dios ha muerto”, digamos que está muriendo el amor. Porque donde se ama, allí está Dios y allí es Navidad.

“Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres y mujeres que Dios ama”. Feliz Navidad a todas y todos.

Francisco Albuixech

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]