benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

V DOMINGO DE PASCUA (B) - DIUMENGE V DE PASQUA (B)

HOMILÍA

Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos

Como el pasado domingo, el Buen Pastor, hoy también nos encontramos con la alegoría de la vid. Jesús es la vid verdadera. Todo el que permanece unido a él da fruto. ¿Qué intenta San Juan en estos domingos pascuales al exponernos estas alegorías? Nos quiere mostrar las relaciones que existen entre el Padre y el Hijo y también si nosotros queremos crecer en la fe como tenemos que estar unidos a Cristo.

Jesús cuando quiere hablar a sus discípulos de otras realidades, de otra vida, utiliza la experiencia cotidiana y recurre al lenguaje del pueblo, por eso les dice que él es la verdadera vid que el Padre, el labrador, ha elegido y plantado de una vez para siempre. Por lo tanto Jesús es el principio y el fundamento de la nueva vida y el único verdaderamente insustituible. Pues no hay cosecha fuera de la verdadera vid.

Dentro de toda esta alegoría, el mensaje que nos trasmiten las lecturas de hoy es este: Obras y frutos. Es decir, realidades. No idealismos, no palabras, sino hechos concretos en esta nuestra vida. Es muy fácil hablar, idealizar, pensar, pero lo difícil viene a la hora de concretar, de comprometer nuestra vida en algo serio y de valor para los demás. Necesitamos permanecer unidos a Cristo si de verdad queremos concretizar y aterrizar, pues Jesús no anduvo por las ramas.

Para los Apóstoles permanecer en Jesús era creer en él y no sólo en lo que dijo, sino abrazar toda su vida, todo su mensaje: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. Esta es la realidad que nos transmite Jesús y que sus discípulos intentan poner en práctica. Hoy ante tantas palabras corremos el riesgo de perdernos en ellas, olvidándonos de nuestra realidad concreta.

El amor de los cristianos no puede ser amor de palabras vacías y de frases hechas, sino que debe tener la misma cualidad del amor de Jesús. Es el amor que actúa, que compromete, que cambia las cosas, que transforma a las personas, que no se escapa de las situaciones concretas y difíciles, que se arriesga siempre, que no se cierra a las propias seguridades, que busca siempre la forma de comunicar la vida de Dios. ¿Es este nuestro amor? ¿Nuestra comunidad refleja esta vida que nos transmite Cristo? ¿Nos encontramos dispuestos a salir de esta tibieza, de nuestra comodidad, de nuestra rutina, para encontrarnos con Cristo en la vida de las personas? Procuremos no quedarnos en las palabras y demos paso a los hechos.

Terminemos con las palabras de Jesús que hemos escuchado: “Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis, y se realizará”. Con Jesucristo, presente entre nosotros en la Eucaristía, sepamos pedir el dar fruto en nuestra vida de personas de fe.

Francisco Albuixech

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]