benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

XXIX DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (B) - DIUMENGE XXIX DURANT L'ANY (B)

HOMILÍA

El hijo del hombre ha venido para dar su vida en rescate de todos

El evangelio de hoy nos presenta a dos discípulos, Santiago y Juan, pedirle a Jesús ocupar los dos primeros asientos en el reino que, según pensaban, iba a inaugurarse de un día para otro. Jesús no les echa en cara propiamente su ambición, sino su ignorancia; pues no comprenden que el único camino que lleva a la gloria pasa por la cruz.

La ambición de estos dos discípulos provoca la reacción de sus compañeros. Pero Jesús aprovecha este momento para enseñarles como deben comportarse ahora en el seno de la comunidad.

En primer lugar, Jesús constata el hecho de que los jefes y los grandes tiranizan y oprimen a los pueblos. El abuso de poder es un hecho fácilmente comprobable en todos los pueblos, tanto que Jesús lo da por sabido.

Por eso la aspiración de sus discípulos no ha de ser el poder sobre los demás, sino el servicio a los demás. Ya que en esto consiste la única grandeza.

Cómo ha de ser el servicio a los demás y hasta que extremo, lo dice Jesús con su propia vida y con su muerte; pues él no ha venido al mundo para vivir como un señor, sino para morir como un siervo. Jesús ha querido ocupar el último lugar de todos, la cruz, para servir a todos dando su vida por TODOS.

Jesús nos da una lección de cómo hemos de entender eso de ser primero en el reino. Estas palabras de Jesús nos llevan a plantearnos cada uno de nosotros como entendemos el cristianismo y con qué facilidad nos quedamos en la superficie del mensaje evangélico. No hemos comprendido todavía eso del que quiera ser primero sea el servidor de todos. Aquí está la cuestión. Dentro de nuestra comunidad, dentro de los cristianos, ¿quién se preocupa por los demás?, ¿quién se pone al servicio de la comunidad? Daros cuenta con qué facilidad hemos materializado la misma vida, la hemos comercializado entrando en el juego que nos ha presentado esta sociedad. Con mucha frecuencia oímos como las personas mayores se lamentan del materialismo y el individualismo que invade a nuestro pueblo, no encuentran esa disponibilidad de servicio, hoy si no va el dinero por delante, no hay quien preste ayuda al otro, hasta los mismos cristianos hemos olvidado las palabras de Jesús y hemos entrado en el juego que nos ha tendido esta sociedad.

Hoy no sabemos ser servidores, todos nos ponemos en situación de mandar, cada uno en su nivel, pero todo el mundo busca el poder, no para servir, sino para aprovecharse de la situación. Hay que ver como los Gobiernos entienden el poder; la misma Iglesia ha confundido y confunde con mucha frecuencia las palabras de Jesús, los que ocupan los primeros puestos hoy se olvidan del “poder-servir”. Las familias, esa autoridad de los padres que debería ser más que nada un servicio, les lleva al enfrentamiento con los hijos porque quieren imponerles a la fuerza su modo de pensar, sus gustos, su modo de vivir, la concepción de la vida. También los padres deben ponerse en el difícil camino de servir.

Esta postura que nos presenta Jesús hoy no es fácil, pero es necesario intentarlo. Los cristianos hemos de darnos cuenta de la importancia que tienen estas palabras del evangelio.

Hoy es el Domund, domingo de las misiones. LA PALABRA, luz para los pueblos. Queremos que la luz del evangelio se extienda por todos los pueblos; que en todas partes resuenen sus palabras: “vosotros nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor”. Celebrar hoy el Domund nos resulta también una llamada. Que su palabra llegue al corazón de todos los hombres y mujeres. Que todos seamos transmisores de la fe.

Todos, cada uno desde su propia realidad, que pida al Padre, en esta Eucaristía, saber en todo momento, en todo lugar, en todo oficio, ser servidor. Un buen servidor.

Francisco Albuixech

Para la reflexión:

• ¿Qué signos de autoritarismo detectas en la Iglesia?

• ¿Cómo se vive el espíritu misionero en nuestra comunidad?, ¿a qué se reduce?

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]