benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO (B) - SOLEMNITAT DE CRIST REI (B)

HOMILÍA

Tú lo dices: soy rey

El evangelio de Marcos que hemos leído en la mayoría de nuestros encuentros dominicales, durante este año que litúrgicamente termina hoy, nos presentaba el primer domingo que leíamos del año litúrgico la predicación de Jesús de Nazaret con estas palabras: se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios: convertíos y creed la Buena Noticia. Hoy, en esta fiesta de Cristo-Rey del Universo que cierra el año litúrgico, hemos escuchado en el evangelio la afirmación final de Jesucristo: Soy Rey. Entre el primer domingo y el final de este año, hemos escuchado domingo tras domingo, el anuncio y el trabajo de Jesucristo por el Reino; palabras y obras que en nosotros debían provocar una respuesta de fe. Respuesta que se resume en la convicción de que el Reino de Dios lo hallamos en Jesucristo, en sus palabras, en su ejemplo, en su persona. Es decir, en la afirmación de que Jesucristo es el Rey.

Las tres lecturas de esta fiesta coinciden en distinguir netamente el Reino de Dios:

En la primera lectura, este libro del profeta Daniel fue escrito durante la persecución de Antíoco Epífanes y la insurrección de los Macabeos. Conviene saber que la intención de su autor es levantar la esperanza y mantener la fe de un pueblo que lucha por su liberación. Por eso el autor interpreta los acontecimientos pasados y presentes a la luz del reinado de Dios que viene: los grandes imperios se derrumban y los poderosos comparecen ante el trono de Dios para ser juzgados, y Dios establece su reinado sobre todos los pueblos.

La segunda lectura, en el Apocalipsis o revelación, es una carta circular dirigida a las cuatro Iglesias de la provincia romana del Asia Menor. Es la revelación del propio Hijo de Dios, Jesucristo, el cual, en estos versículos de hoy, se presenta bajo diferentes títulos.

El evangelio nos presenta el interrogatorio de Pilato a Jesús, donde se podría resumir en estas dos ideas: 1ª) que Jesús fue condenado a muerte por la autoridad romana como reo de un delito político: por haberse hecho rey de los judíos. 2º) Que tanto los acusadores como el juez de este proceso sabían perfectamente que esta acusación era falsa, porque la realeza que Jesús proclama no se interfería con la del César.

Por tanto, las tres lecturas de hoy coinciden en presentarnos a Jesucristo como Rey y también su reinado. Conviene que nosotros cristianos en esta fiesta litúrgica nos desmontemos la idea que tenemos de JESUCRISTO-REY, heredada de una larga pastoral de la Iglesia en los años centrales del siglo pasado, y reconquistemos, partiendo de la Biblia, el verdadero sentido de la fiesta de hoy: CRISTO REY, SERVIDOR DE TODOS.

Jesús mismo, ante la pregunta de Pilato ¿tú eres rey? Contesta: Tu lo has dicho: Yo soy Rey. Para esto nací. Para esto vine al mundo. Para ser testigo de la verdad.

¿De quién es rey Jesús? A lo largo de su vida en diversos momentos el pueblo ha querido proclamarlo rey y él ha huido siempre. Sin embargo, al final de su vida el confiesa que es rey, pero su reino hemos de verlo en la cruz, en las bienaventuranzas, en los perseguidos, en los que sufren, en los que trabajan por la justicia, etc…

El reino de Cristo no es de este mundo, es decir, no es como los reinos de este mundo. Más bien todo lo contrario: “Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero sea el último de todos”. El reinado de Cristo es de servicio; porque Jesús ha plantado su cruz frente a todos los tronos, porque Jesús es rey en la cruz y en el último lugar, que es el lugar de los que sirven.

Que en esta celebración de la Eucaristía, en la fiesta de JESÚS el SERVIDOR de todos, los cristianos hagamos realidad en nuestra sociedad las palabras del prefacio de la misa de hoy: venga a nosotros el reino de la verdad, y de la vida, de la santidad y la gracia, el amor y la paz.

Francisco Albuixech

Tu reino, Señor, se hace presente
cuando se fomenta la justicia,
y es respetada la libertad.
Cuando todos somos hijos tuyos
los sueños deletrean: amistad,
hermanos, paciencia, caridad.
Tu reinado, Señor, viene a nosotros
siempre que el pueblo dispone
de sustento, vivienda, trabajo y sanidad.
Tú nos enseñas, por Jesús,
a vivir con dignidad la vida
y a festejarla en la fraternidad.

Casiano Floristán

(Hoja de Eucaristía, 22-11-2009)

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]