benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

IV DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (C) - DIUMENGE IV DURANT L’ANY (C)

HOMILÍA

Jesús, como Elías y Eliseo, no es enviado sólo a los judíos

La Palabra de Dios nos dice en este domingo cuarto del tiempo ordinario: en la primera lectura Jeremías recibió la palabra de Dios. Dios lo escogió lo consagró, lo preparó para una misión difícil: no les tengas miedo… porque yo estoy contigo.

El evangelio de hoy nos explica las reacciones de los nazarenos a la homilía de Jesús. Unos aprobaban y se admiraban. Otros no acababan de creer. La respuesta de Jesús: Ningún profeta es bien mirado en su tierra, les pone furiosos, hasta el punto de querer despeñarle. Pero Jesús se alejaba.

El profetismo no era una carrera o una herencia, era una vocación. No era el hombre el que se apropiaba de la palabra divina, era la Palabra la que se apropiaba del hombre. Jeremías es el mejor ejemplo.

Es una vocación necesaria. La Palabra de Dios puede ser bálsamo o puede ser espada, puede ser consuelo o puede ser exigencia. Siempre es palabra buena y cariñosa, pero desestabiliza. Nos hace salir de nosotros mismos para que crezcamos. Denuncia la injusticia y la violencia y defiende al pobre y oprimido. Es como un fuego que purifica y enciende, como un viento que arrastra, como un aliento que sana, como una lluvia que empapa y fecunda la tierra…

A cada uno de nosotros el Señor nos ha dicho: te nombraré profeta: llamados a aceptar la palabra, a prestar nuestra carne y espíritu a la palabra de Dios.

Cristo no sólo presta su voz y su palabra, sino que es la Palabra hecha voz y hecha carne. Todo en él es palabra viva y palpitante; no sólo cuando habla, sino cuando calla o cuando sirve o cuando hace signos. Y su palabra es hoguera, es viento, es medicina y espada, es lluvia y aliento, es Dios con nosotros.

Estamos llamados a vivir como Cristo. Llamados a ser profetas del amor y de la libertad. Que esta palabra de Dios nos llene totalmente a todos para que de esa forma viviamos y transmitamos a Jesucristo. Que esta Eucaristía de hoy nos de vida.

Francisco Albuixech

Santa maría, Madre de Dios,
tú has dado al mundo la verdadera luz,
Jesús, tu Hijo, el Hijo de Dios.
Te has entregado por completo
a la llamada de Dios
y te has convertido así en fuente
de la bondad que mana de Él.
Muéstranos a Jesús. Guíanos hacia Él.
Enséñanos a conocerlo y amarlo,
para que también nosotros
podamos llegar a ser capaces
de un verdadero amor
y ser fuentes de agua viva
en medio de un mundo sediento.

Benedicto XVI

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]