benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

V DOMINGO DE CUARESMA (C) - DIUMENGE V DE QUARESMA (C)

HOMILÍA

El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra

Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más. Estas palabras del evangelio, que acaban de resonar en nuestros oídos, deberían quedar bien grabadas en nuestros corazones como muestra de la relación que Dios, el Padre, tiene con nosotros y la relación que los creyentes debemos tener con las demás personas.

Los que presentan a aquella mujer ante Jesús son los letrados y los fariseos, los mismos que aparecían al principio del evangelio del pasado domingo y que no comprendían que Jesús se relacionara con los pecadores, que les hablara y compartiera su compañía. Hoy se convierten en acusadores y se disponen a actuar: esta mujer ha sido sorprendida en adulterio y hay que apedrearla… Pero desaparecen inmediatamente cuando se huelen que ellos mismos también pueden ser acusados de algo: El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

Las palabras de Jesús a la mujer tienen dos momentos. En primer lugar le dice: tampoco yo te condeno. No le dice que no tenga importancia el ser adúltera, ni tampoco busca justificaciones a su pecado, sino que la actitud de Jesús es hacer comprender, a través del perdón, que el amor con que el Padre nos ama es mucho más fuerte que nuestro pecado. Y que cuando se da un amor así, el perdón, e incluso la conversión personal, son posibles. Es la segunda parte de las palabras de Jesús: en adelante no peques más.

La voluntad de los acusadores de la mujer era matarla. La voluntad de Jesús es comunicar a aquella mujer la misericordia y el amor de Dios, de modo que pueda vivir plenamente, con toda su dignidad de persona humana.

La mujer de la que nos habla el evangelio experimentó, a través de las palabras de Jesús, el perdón que Dios le ofrecía. Las celebraciones del tiempo de Cuaresma nos invitan también a hacer presente en nuestra vida esta realidad: somos una comunidad que nos sentimos perdonados por el Padre, es decir, sabemos y creemos que la fuerza de su amor es más poderosa que todo el mal que pueda haber en nosotros; que compartiendo la pasión y la muerte de Jesucristo vamos participando también en la victoria definitiva.

Aquella mujer experimentó todo esto a través de las palabras de Jesús. Los cristianos lo experimentamos cuando, de modo personal o comunitario, la Iglesia nos ofrece también el perdón del Padre.

Estamos en la etapa final de la Cuaresma. Y este tiempo que nos encamina hacia la Pascua habrá sido para nosotros una verdadera renovación si llegamos a comprender y a vivir que el amor que Jesús mostró a la mujer del evangelio, el amor con que se apoderó de Pablo y le impulsaba a correr hacia delante, o el amor que Dios tenía al pueblo de Israel, no son cosas pasadas.

Nosotros formamos ahora el pueblo de Dios que camina por el mundo. Tenemos necesidad y debemos pedir constantemente que el Señor cambie nuestra vida. Y, al mismo tiempo, debemos comenzar a vivir ya como personas renovadas. Que esta Eucaristía y siempre nos ayude a vivir la fe con ilusión y alegría.

Francisco Albuixech

Señor, quisiera hacer de mi vida
un canto a tu misericordia y tu perdón.
Ellos fundan mi fidelidad y gratitud.
Eres tú quien toma la iniciativa, Señor:
aún no me ha arrepentido,
y ya me has perdonado.
Tú tienes entrañas de misericordia,
en ti somos niños en el útero materno,
totalmente envueltos en tu amor.
Como distan cielo y tierra, oriente y ocaso,
así alejas de nosotros nuestros delitos.
Somos obra de tus manos, obra de arte,
pero hecha de polvo, y tú lo sabes.
Por eso no nos pagas según nuestras culpas.
Bendice alma mía al Señor,
bendecid al Señor todas sus criaturas.

(hoja de Eucaristía, 21-03-2010)

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]