benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

XIV DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (C) - DIUMENGE XIV DURANT L'ANY (C)

HOMILÍA

Descansará sobre ellos vuestra paz

El evangelio de hoy comienza diciendo que Jesús designó a otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir Él. En este envío está significada la Iglesia entera en su dimensión misionera. Todos y todas hemos de tomar conciencia de este envío de Jesús, la necesidad de llevar este mensaje a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él: el mismo Señor que los manda a la misión completará la obra evangelizadora porque sólo él tiene palabras de vida eterna y sólo él es el camino y la verdad y la vida. Por lo tanto no estamos solos en esta misión.

Lo primero que hay que hacer ante el problema de la mies abundante y los obreros pocos es rezar al dueño de la mies que mande obreros: la necesidad de obreros es el primer motivo de súplica. Pero esta oración debe llevarnos al compromiso misionero.

A pesar de tantos años de cristianismo en Europa, en nuestros días vemos cómo vuelve a ser necesario el espíritu misionero en nuestra tierra. Somos tierra con una gran riqueza cultural y económica, y al mismo tiempo con pobreza de fe y de humanidad. A veces, al escuchar al P. José Rubio, comboniano, o a otros misioneros y misioneras, uno se da cuenta de que nuestros hermanos, de otros países de misión son pobres en cosas materiales, pero ricos en humanidad respecto a lo sagrado, a la vida humana, a la gente mayor, a la naturaleza, a las tradiciones familiares. Son acogedores y generosos. Es tiempo de volver a predicar, en nuestra tierra, el Evangelio con fuerza. Para seguir y anunciar a Jesús, el discípulo deberá ser libre y liberarse de toda atadura para llevar y anunciar el mensaje del evangelio.

Los creyentes deberíamos andar por la vida mucho más ligeros de equipaje. La austeridad de vida podía ser un testimonio elocuente para nuestros ambientes, entregados al consumo desmedido. Una vida pobre, más compartidos nuestros ahorros con quienes nada poseen, más comprometidos, social y eclesialmente, con las clases más pobres de la sociedad, con una opción más radical de la Iglesia al sistema capitalista y a sus estructuras de pecado, sería una vida más plena, más feliz y más testimonial.

Somos muchos los que pensamos que esta sociedad no va bien, que se encuentra enferma, que es posible otra forma de vivir. Los creyentes deberíamos ser personas sanadoras, bálsamo, medicina y consuelo. Ésa fue la tarea de Cristo y es la de cuantos, en esta Eucaristía, nos ofrecemos con Él al Padre por la salvación de los hombres y mujeres, y vamos a comulgar con Cristo y con su proyecto sobre este mundo.

Que al comer el Cuerpo de Cristo demos gracias por las personas que se dedican a construir un mundo más habitable y más de acuerdo con el Evangelio de Jesús; demos gracias por los misioneros y misioneras que conocemos.

Francisco Albuixech

PARA LA REFLEXIÓN

1.- ¿Me siento enviado a compartir la misión de Cristo?

2.- ¿Vivo pobre, austero y libre?

La Eucaristía es escuela de caridad y solidaridad. Quien se alimenta del Pan de Cristo no puede permanecer indiferente ante quienes carecen del pan de cada día. Muchos padres de familia a duras penas logran conseguirlo para sí y para sus hijos. La Iglesia, siguiendo el ejemplo de su Señor, se compromete de todos los modos posibles a “multiplicar los cinco panes y los dos peces” con innumerables iniciativas.

Benedicto XVI, “Ángelus del 25 de mayo de 2008”

Señor y Dios mío Jesucristo,
Tú eres para mí una “buena noticia”.
Tus palabras y tus gestos rehacen bien,
me quitas el miedo a Dios,
y me haces sentir su misericordia y amor.
Tú eres, como Él, compasivo y cercano,
acoges y bendices
a los pequeños y enfermos.
Tú eres salud, verdad y esperanza.
¡Es una suerte encontrarse con tigo!

Inspirado en José Antonio Pagola (Eucaristía, 4 de Julio 2010)

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]