benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

II DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (A) - DIUMENGE II DURANT L’ANY (A)

HOMILÍA

Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo

El domingo pasado, al celebrar la fiesta del Bautismo del Señor, veíamos que Jesús empieza esta misión compartiendo totalmente nuestra condición humana, lo veíamos colocado en la fila de los pecadores que acudían a recibir el Bautismo de Juan, y así de esa forma nos abre un camino por donde seguir.

Hoy las lecturas nos invitan en este domingo a pensar de nuevo en lo mismo, en ese Jesús de Nazaret que nos abre un camino nuevo y nos invita a seguirle. Así nos lo ha presentado Juan el Bautista, con estas palabras tan conocidas, que oímos cada domingo antes de comulgar: Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

¿Qué significan estas palabras del Bautista? Nos quieren decir que Jesús se ha hecho solidario con los hombres y de esa forma ha asumido el pecado y el mal existente en el mundo, y ahí compartiendo totalmente nuestra vida también ha sido fiel a Dios, de tal modo que toda su vida será enseñarnos a vivir como hijos de Dios.

Con su vida, Jesús nos ha enseñado como tenemos que amar, como tenemos que relacionarnos con Dios y con las personas, porque Él siendo igual a nosotros en todo, menos en el pecado, ha ido por ese camino marcado por Dios y abierto para todos. Este es el obrar del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo: ser fiel a Dios y a los hombres y mujeres.

Nosotros, por la fe y por el bautismo, nuestro seguimiento de Jesús no es sólo un acto de voluntad, sino que es más: es que él mismo ha puesto su Espíritu dentro de cada uno de nosotros, para que este seguimiento sea más pleno y más verdadero.

Por eso, al recordar aquel hecho histórico del bautismo de Jesús, recordamos también nuestro bautismo. Por el bautismo nos unimos a Jesús y entramos a formar parte en la Iglesia. ¿Cómo vivimos ese bautismo? ¿Participamos de la vida de Jesús? ¿Nos integramos en la comunidad cristiana de la Parroquia?... La mayoría de nosotros fuimos bautizados de pequeños, ahora, vale la pena que recordemos que hubo un momento en nuestra vida en que entramos, por pura gracia, en el camino de Jesús, en la familia de sus seguidores, la Iglesia. Ahora, mayores y conscientes, debemos de hacer crecer aquella fe que recibimos de pequeños. Debemos de esforzarnos por seguir el camino de Jesús…

Reunidos para celebrar la Eucaristía, en torno al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, tomemos conciencia de nuestro bautismo y vivamos el compromiso que un día adquirimos al ser bautizados.

Francisco Albuixech

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]