benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

VIII DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (A) - DIUMENGE VIII DURANT L’ANY (A)

HOMILÍA

No os agobiéis por el mañana

No podéis servir a Dios y al dinero. Nos ha dicho Jesús en el evangelio de hoy. Sirve a Dios el que hace la voluntad que nos ha sido revelada en Jesucristo: que amemos a Dios sobre todas las cosas y a las personas como a uno mismo. Sirve al dinero el que se deja llevar por el egoísmo y no reconoce otro móvil en su vida que el dinero. El que sirve a Dios da culto a Dios, el que sirve al dinero da culto al dinero. Entre ambos servicios hay por tanto incompatibilidad de cultos. Lo que no se puede es querer servir a Dios, y también al dinero. Por lo tanto, hay que elegir entre Dios o el dinero. O servimos a Dios o servimos al dinero, esto está muy claro en el evangelio de hoy…

Pues el servicio al dinero es como otra religión que tiene sus dogmas, su liturgia y sus sacrificios, su jerarquía y sus propios mandamientos. Los fieles de esta falsa religión confiesan unánimemente que la propiedad es sagrada y cada uno de ellos se refiere a la suya. Por eso, al compartir la misma fe, no entran en comunión fraterna sino en competencia, porque el negocio es el negocio. Por amor al dinero las personas participan en el rito de la producción y del consumo, en el que se sacrifica a la persona, a todas las personas. Por amor al dinero las personas se incorporan a una sociedad de clases, a una jerarquía en la que todos son sacerdotes y víctimas al mismo tiempo.

Por eso Jesús, nos ha dicho que no podemos servir a Dios y al dinero, porque el dinero se alza contra Dios y contra los hombres. Porque servir al dinero es dar culto al dinero.

Porque servir a Dios no es otra cosa que cumplir su voluntad, y esta es su voluntad: que nos amemos los unos a los otros. Y este amor a diferencia del egoísmo, nos lleva al encuentro del hermano.

Celebremos confiadamente esta eucaristía, dejando de lado aquello que nos impide acercarnos a Dios nuestro Padre.

Francisco Albuixech

PRIMERO EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA:
La crisis económica está manifestando que el actual sistema está muy enfermo y que contínuamente está generando más enfermos sociales (pobres).
SITUACIÓN
Jesús nos señala dónde está el virus funesto: la idolatría del dinero
PALABRA DE DIOS
Pero la raíz del mal no se encuentra en las cosas, sino en el corazón del hombre


Dicen que el dinero es una tentación.
No, no lo es.
Dicen que la propiedad de tierras es una tentación
No, no lo es.
La tentación real es el insaciable apetito de la mente.

Hinduismo

Señor, mi corazón no es ambicioso ni mis ojos altaneros:
no pretendo grandezas
que superan mi capacidad,
sino que acallo y modero mis deseos
como un niño en brazos de su madre.
Esperad en el Señor ahora y por siempre.

Salmo 131

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]