benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

III DOMINGO DE CUARESMA (A) - DIUMENGE III DE QUARESMA (A)

HOMILÍA

Un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna

LA PREGUNTA DE LAS PERSONAS: ¿Está o no está el Señor en medio de nosotros?. El pueblo judío había sentido la presencia y la fuerza de Dios que le había liberado de la esclavitud de Egipto. Y, guiado por Moisés, había emprendido el largo camino por el desierto hacia la promesa de una tierra que sería suya donde viviría libre. Pero el camino se hace largo y difícil, el pueblo experimenta la terrible tortura de la sed. Por eso primero duda y después se rebela contra Moisés y contra su Dios. Y por ello se pregunta: ¿Está o no está el Señor en medio de nosotros?.

Una pregunta que es posible que también nos hagamos nosotros, sobre todo cuando nuestro camino se nos hace largo y difícil. O cuando somos nosotros quienes, por lo que sea, a veces casi sin ser conscientes de ello, nos hemos ido interiormente alejando de la presencia de Dios en nosotros. En este tercer domingo de Cuaresma, cuando empieza la etapa más importante de nuestro avanzar hacia la gran celebración de la Pascua, atrevámonos a preguntarnos si realmente creemos de verdad en la presencia de Dios en nosotros, en aquella presencia de su espíritu que puede fecundar nuestra vida.

LA RESPUESTA DE JESÚS: Junto al pozo de Jacob, Jesús, cansado del camino, conversa con una mujer (y en aquellos tiempos no era normal que un hombre religioso hablara públicamente con una mujer desconocida). Y con una mujer que por ser una samaritana era tenida por los judíos como una hereje. Más aún: con una mujer hereje cuya conducta moral no era precisamente ejemplar (había vivido ya con cinco hombres y el actual tampoco era su marido). Pero Jesús no sólo le pide agua a ella y conversa extensamente con ella, sino que a ella –mujer, hereje y con una historia de seis hombres- se le da a conocer como el Mesías, el Cristo, como el que es capaz de dar un agua que puede convertirse dentro de nosotros en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.

A nuestra pregunta de si está o no está el Señor en medio de nosotros, Jesús responde que Él puede estar dentro de nosotros como un manantial de vida. Como una fuente de agua viva que ya no haga necesario nuestro constante ir y venir buscando fuentes de amor, de verdad, de libertad, de vida…..

PREGUNTAS Y RESPUESTAS DE LA FE: Este evangelio que hemos leído hoy, junto con los que escucharemos en los dos próximos domingos, son los que utilizaba la Iglesia primitiva como catequesis para aquellos hombres y mujeres que se preparaban para recibir el bautismo en la noche de la Vigilia Pascual. Estas catequesis dan respuestas a la pregunta: ¿quién es Jesucristo para nosotros?. Una pregunta que nosotros también hemos de replantearnos en estas semanas de preparación para la Pascua.

En otro lugar de su evangelio, Juan nos transmite estas palabras de Jesús: El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí, que beba. Como dice la Escritura: de sus entrañas manarán torrentes de agua viva. Nosotros, gracias al amor de Dios, gracias a la fe, gracias al bautismo, tenemos el Espíritu de Jesús.

Renovar nuestra fe en esta presencia activa del Espíritu de Jesús es la primera respuesta a la pregunta: ¿quién es Jesús para nosotros?...

Francisco Albuixech

Diariamente mueren 6.000 niños por sed; los medios no dicen nada de eso, pero 6.000 niños equivalen a 10 enormes aeronaves cayendo y desapareciendo en los océanos cada día, muriendo todos los pasajeros; eso sería noticia en todos los periódicos, pero como son niños de la periferia del mundo, nadie dice nada de ellos. Hay como 18 millones de niños y niñas que dejan de ir a la escuela porque son obligados a ir a buscar agua, a 5 ó 10 kilómetros de distancia. Garantizándoles el acceso al agua, estaríamos garantizándoles la escuela y una vida mínimamente digna.

Leonardo Boff

EL EVANGELIO EN CASA

Ambientación:

Un día, como otros tantos de su vida, una mujer va a buscar agua. Junto al pozo se encuentra con Jesús, que, cansado, le pide de beber. Entablan conversación, y el diálogo va ganando en intensidad, hasta llegar a lo profundo de sus vidas, la de Jesús y la de la samaritana.

Nos preguntamos:

Situaciones ordinarias en las que Jesús sale a mi encuentro o yo voy al suyo. ¿Qué me pide? ¿Qué le pido?. ¿Dónde descubro yo hoy a Jesús cansado, sediento, pidiendo dame de beber?.

Proclamamos la Palabra:

Juan 4,5-10

Nos dejamos iluminar:

En estos pocos versículos hay palabras muy sugerentes, que puedes asumir y actualizar en tu propia vida. Elige la tuya.

Seguimos a Jesucristo:

Señor Jesús, a la samaritana le pediste agua, porque estabas cansado y tenías sed. Ayúdanos a descubrir qué nos pides hoy a nosotros, y muchas gracias por implicarnos en tu proyecto, en tu Reino.

Eucaristía, 27 de marzo 2011

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]