benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

V DOMINGO DE PASCUA (A) - DIUMENGE V DE PASQUA (A)

HOMILÍA

Yo soy el camino, y la verdad, y, la vida

En este tiempo de Pascua domingo tras domingo nos vamos adentrando en la vida de la Iglesia, Cuerpo de Cristo, Pueblo de Dios. La Palabra y la Eucaristía renuevan cada domingo el don de ser la comunidad convocada por el Señor.

En la primera lectura, Hechos de los Apóstoles, a Lucas le caracteriza la tendencia a suavizar los problemas que surgieron durante los primeros pasos de la Iglesia, de ahí que podamos pensar que detrás de la cuestión de las viudas tuvieron otros conflictos, debido a diferentes concepciones de la fe. Los judíos de la diáspora, influidos por un mayor contacto con otras culturas, tenían una mentalidad más abierta y una visión del judaísmo menos conservadora, mientras que los judíos de Judea constituían un grupo más cerrado y se consideraban a sí mismos mejores garantes de la tradición. Estas diferencias continuaron estando presentes cuando pasaron a formar parte de la comunidad cristiana porque afectaban a su interpretación del acontecimiento de Jesucristo. Lucas no niega la diversidad ni la percibe como algo que rompa la comunión, sino que la presenta como oportunidad de diálogo y de la acción del Espíritu. Él es, finalmente, el verdadero garante de la propagación del evangelio.

Hoy, en el evangelio, contemplamos a Jesús, que se preocupa por cada uno de nosotros; no quiere que nos inquietemos, ni que perdamos la paz. Quiere ayudar a los que buscan la verdad en su vida: No perdáis la calma, creed en Dios y creed también en mí. Al mismo tiempo, nos muestra con sencillez el misterio trágico de su Pasión: Me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Un sitio preparado a través de sufrimientos, pasión y resurrección. Nos queda por recorrer un camino de conversión a la verdadera vida. ¡Gracias, Señor Jesús!.

Este próximo domingo 22 de mayo somos convocados a las urnas para elegir democráticamente a los representantes de nuestros municipios y autonomías. La Iglesia de Jesús, impulsada por el Espíritu Santo nos hace una llamada a la participación, nos invita a reflexionar sobre la fe cristiana y los problemas de orden temporal. Le obligan a ello las transformaciones y las crisis económicas, sociales, políticas y culturales de nuestra época que plantean nuevos interrogantes a cuantos desean ser fieles al Evangelio en la sociedad de hoy. Atentos a estos cambios rápidos en nuestra sociedad: las migraciones, el turismo, la reforma del sistema educativo, la explosión escolar, la crisis de la Universidad, el conflicto de generaciones, la promoción de la mujer, la difusión de corrientes de pensamiento comunes a la de otros países europeos, la aparición de formas nuevas de pluralismo ideológico y político… Semejantes cambios afectan al modo de ser y de vivir de la persona, de los grupos y de la sociedad. Muchas veces es la concepción misma del hombre y del sentido de la vida humana, lo que está en juego en está transformación. De ahí que la Iglesia nos llame a participar en las urnas el próximo domingo de mayo. La Iglesia constituida por hombres que son al mismo tiempo miembros de la sociedad civil, tiene que orientar su vida de fe concreta en relación con las inquietudes, gozos y esperanzas comunes a toda la sociedad.

La Iglesia primitiva, como nos relatan los Hechos, no estaba exenta de problemas, pero a la luz de la fe y desde el amor encontraban soluciones. También hoy hemos de unirnos para orar y encontrar las soluciones a los problemas que nos plantea la sociedad.

¿Descubro en la vida ordinaria el vivir en comunión con Jesús, el Camino, la Verdad y la Vida? Señor, ayúdanos a vivir en la libertad verdadera a buscar cada vez más la unidad en lo necesario, la caridad en todo.

Que esta Eucaristía Pascual nos ayude a encontrar la luz que necesitamos para ser fieles al seguimiento de Jesús.

Francisco Albuixech



Nuestra realidad histórica es ambigua. La vida social, económica, cultural, política, las estructuras e instituciones aparecen como ámbitos de gracia y de pecado; pueden favorecer o impedir el pleno desarrollo del ser humano. Si lo favorece es gracia; si lo impide es pecado.

Eucaristía, 22-mayo 2011



Tú eres el camino, Señor. Viniste,
desde el Padre, como José,
a visitar a tus hermanos, a darnos
los saludos y la salud de Dios,
y por unas monedas te vendimos.
Eras nuestro camino, y te perdimos.
Pero has vuelto otra vez.
Tú vuelves siempre
a buscar a los hermanos perdidos,
hambrientos, asustados, desanimados.
Te pones en camino con nosotros
en cada Eucaristía.
De viaje por el mundo,
Tú eres nuestra guía,
consejo, antorcha, estrella,
fuerza, motor y alegría,
defensa, refugio, amparo,
alforjas, viático, merienda,
conversación, amistad y compañía.

Alberto Iniesta


Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]