benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

XXVI DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (A) - DIUMENGE XXVI DURANT L'ANY (A)

HOMILÍA

Arrepentido, fue a la viña. Los publicanos y prostitutas os pasarán por delante

El evangelio de hoy es muy sencillo y no hace falta que nos esforcemos mucho para comprenderlo. Jesús critica la conducta de los que solo tienen buenas palabras, y alaba en cambio la de aquellos, peor hablados, que terminan cumpliendo la voluntad de Dios aunque sea a regañadientes. Comprueba que los santones de Israel, los sumos sacerdotes y los senadores del pueblo, van a la zaga en el camino del reinado de Dios, mientras que los pecadores, publicanos y prostitutas, les llevan la delantera.

La primera lección que se desprende de la parábola de hoy es clara: Lo que vale son los hechos; no las buenas palabras. El segundo hijo se apresuró a responder: Voy, señor. Pero no fue.

A lo largo de los evangelios, Jesús se hace notar por su realismo. Lo que Dios quiere de nosotros no es, simplemente, que recemos, que cumplamos las obligaciones religiosas, que vayamos a misa y a las fiestas de la Iglesia. Sino que también quiere que trabajemos en su viña… En el evangelio de Mateo están unas palabras que todos recordamos: No todo el que dice “Señor, Señor”, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi padre que está en el cielo.

Jesús hace una dura crítica al comportamiento de los fariseos, a los ancianos, a los sacerdotes porque se encontraban satisfechos de lo que hacían. ¿Sabéis cual era su mal? Estar satisfechos de si mismos, tener muy aprendidas sus reglas, conocer perfectamente su juego. Así estaban seguros y tranquilos.

Todo quedaba claro como el agua. Todo el mundo estaba bien clasificado: aquí, los buenos; allí, los menos buenos; más allá los malos. Todos quedaban clasificados con su ficha. Todo quedaba demasiado claro, que impedía ver como aquel primer hermano, que había dicho que no, pronto se arrepentía y tomaba el camino de la viña. Mientras ellos, como el segundo hermano, se contentaban con buenas palabras y andaban a lo suyo, jugando el juego social y religioso, como ellos mismos lo habían establecido, y a su servicio… pero no iban a la viña que Dios quería.

Jesús les habría podido replicar con las palabras de Ezequiel que hemos leído en la primera lectura ¿Es injusto mi proceder? Dice el Señor; ¿o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de la justicia, comete la maldad y muere. Y cuando el malvado se convierte de la maldad, y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida.

La advertencia de Jesús a los sumos sacerdotes y senadores de Israel, a los dirigentes espirituales de su pueblo, nos sirve también a nosotros como una advertencia severa y una amonestación para nosotros. En esta eucaristía debemos preguntarnos muy en serio qué clase de hijos e hijas de Dios somos y queremos ser y si de verdad nos hemos tomado en serio el cristianismo.

Francisco Albuixech



Numerosos cristianos de todas las Comunidades, movidos por su fe, participan juntos en proyectos audaces que pretenden cambiar el mundo para que triunfe el respeto de los derechos y de las necesidades de todos, especialmente de los pobres, los marginados y los indefensos. En la Carta encíclica Sollicitudo rei socialis he constatado con alegría esta colaboración, señalando que la Iglesia católica no puede soslayarla

Juan Pablo II, Ut unum sint, 43



HACED DISCÍPULOS

Haced discípulos míos, no maestros.
Haced personas, no esclavos.
Haced caminantes, no gente asentada.
Haced servidores, no jefes.
Haced hermanos.
Haced creyentes, no gente creída.
Haced buscadores de verdad, no amos de certezas.
Haced creadores, no plagistas.
Haced ciudadanos, no extranjeros.
Haced hermanos.
Haced poetas, no pragmáticos.
Haced gente de sueños y memoria,
no de títulos, arcas y mapas.
Haced personas arriesgadas, no espectadores.
Haced hermanos.

Florentino Ulibarri



Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]