benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

XXVII DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO (A) - DIUMENGE XXVII DURANT L'ANY (A)

HOMILÍA

Arrendará la viña a otros labradores

Leemos en este domingo la última de las tres parábolas de la viña del evangelio de Mateo conocida como la parábola de los labradores homicidas. La primera fue la de los jornaleros o del siervo sin entrañas y la segunda la de los dos hijos enviados a trabajar en la viña.

Al componer esta parábola, Jesús ciertamente se inspiró en el cántico de la viña de Isaías, pero lo modificó radicalmente. Dios no destruye la viña, pues es plantación suya. Son los viñadores quienes frustran la cosecha. Por eso el dueño de la viña acaba con ellos y confía su heredad a otros. Se la confía a un pueblo que produzca sus frutos. ¿Mateo está pensando en la Iglesia? Podemos suponer sin miedo a equivocarnos que así es, pero ¿no se puede volver a su vez de nuevo este evangelio contra una iglesia que no da los frutos que Dios quiere? Mateo se dirige a Israel y a la Iglesia dejando una denuncia y una reflexión.

La parábola no acusa al pueblo sencillo de Israel sino a los malos labradores, aquellos dirigentes que, haciendo uso del poder y la autoridad, no dudan en traicionar el destino de su pueblo con tal de defender sus propios intereses.

A partir de la destrucción de Jerusalén el año 70, la parábola fue leída como una confirmación de que la Iglesia había tomado el relevo de Israel, pero nunca fue interpretada como si en el nuevo Israel estuviera garantizada la fidelidad al dueño de la viña.

El reino de Dios no es de la Iglesia. No pertenece a la jerarquía. No es propiedad de estos teólogos o de aquellos. Su único dueño es el Padre. Nadie se ha de sentir propietario de su verdad ni de su espíritu. El reino de Dios está en el pueblo que produce sus frutos de justicia, compasión y defensa de los últimos.

En esta sociedad se recogen los frutos que se van sembrando en nuestras familias, centros docentes, instituciones políticas, estructuras sociales, grupos parroquiales, comunidades religiosas, etc…

Erich Fromm se preguntaba con razón: ¿Es cristiano el mundo occidental? A juzgar por los frutos la respuesta sería básicamente negativa. Nuestra sociedad occidental apenas produce frutos del reino de Dios: solidaridad, mutuo servicio, justicia para los más desfavorecidos, perdón, etc…

Hoy seguimos escuchando el grito de alerta de Jesús: El reino de Dios se dará a un pueblo que produzca sus frutos. No es el momento de lamentarse estérilmente. La creación de una sociedad nueva sólo es posible si los estímulos de lucro, poder y dominio son sustituidos por los de la solidaridad y la fraternidad.

Ésta es la viña de la que formamos parte, ella nos habla de Dios a cada paso y por eso podemos estar agradecidos y gozar de un amo como éste. Lo tendremos siempre de nuestra parte porque nos dará el alimento que nos dé vida y que nos convierta en vida. Incluso cuando dudemos de él y vayamos a nuestro aire, siempre estará dispuesto a perdonarnos y a volver a empezar.

Terminemos esta reflexión con las palabras de San Pablo en la segunda lectura de hoy: Nada os preocupe, sino que en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Somos la viña, Dios es el amo y lo ha dispuesto todo para que demos fruto.

Francisco Albuixech



Hasta ahí nunca pensamos que iban a llegar estos ingratos. ¡Nunca! ¡Y matarlo en una santa misa! Cuando lo mataron, ¿sabe de qué me acordé? Si esto hicieron con el árbol verde, ¿con el seco qué no harán? ¿Qué no harán con nosotros, indios que no valemos nada?.

Adela López, en la muerte de Mons. Romero



Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]