benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

II DOMINGO DE CUARESMA (C) - DIUMENGE II DE QUARESMA (C)

HOMILÍA

Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió

Hoy nos encontramos en el segundo domingo de cuaresma. Tiempo que los cristianos dedicamos intensamente a prepararnos mejor para la Pascua.

Si recordáis el evangelio del domingo pasado: Las tentaciones de Jesús, decíamos en la homilía la necesidad de convertirse; al igual que Jesús, venciendo el mal, da un paso hacia Dios, nosotros también venciendo el mal damos un paso en nuestra conversión. Las lecturas de este domingo, hacen una llamada a la confianza en Dios por la fe que todos hemos de tener en Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo. No olvidemos que si Cristo venció en mal, las tentaciones, y si Cristo se Transfiguró, fue pasando por la lucha, por la pasión y la muerte. Esto, todo cristiano, hemos de tenerlo muy presente.

En la primera lectura de hoy hemos visto claramente como Yavé saca a fuera a Abrahán y le dice que lo hará padre de un pueblo numeroso y que le dará una tierra a sus descendientes. Y Abrahán creyó al Señor y se le contó en su haber. Él, fiándose de esta palabra de Dios, es el hombre que supo abandonar para buscar, el hombre que creyó y emprendió camino, el hombre que esperó contra toda esperanza, se dejó llenar de esta palabra de Dios y empezó a caminar. Desde este momento, Abrahán se constituye en el padre de todos los creyentes, pues, le fe no es creer propiamente lo que no se ve, sino creer lo que está por ver y por venir. De ahí, que este hombre de fe, guiado por la palabra de Dios empiece a caminar.

Jesús, en el evangelio de hoy, también hemos oído que se pone en camino hacia la montaña para orar y pide la compañía de sus amigos. Al igual que Abrahán se pone en camino para encontrarse con Dios. Ora para no abandonar la obra que ha empezado, pues cada vez encuentra más resistencia, nota que solo le siguen un grupo pequeño. Jesucristo intuye que su camino de lucha por el Reino terminará mal. Por eso, necesita acudir a la oración para que Dios-Padre le manifieste con claridad, Transfiguración, su camino y él tenga fuerza para seguirlo. Lo que visto humanamente parecía un camino hacia el fracaso, partiendo de la oración se transfigura en lo que realmente es: un camino hacia la vida.

Hemos de fiarnos de Dios como Abrahán, de tener fe y creer lo que está por ver y por venir. También hemos de orar para que Dios-Padre nos manifieste, se transfigure, con claridad el camino que hemos de seguir. En definitiva, empecemos a caminar en cristiano…

Que nuestra celebración de la Eucaristía, nos ayude a crecer en la fe y en la esperanza cristiana, la necesitamos para caminar, porque como Jesús, después de la Transfiguración, muchas veces nos encontraremos solos y necesitaremos su fuerza.

Francisco Albuixech



Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]