benvingudes i benvinguts a

logo de la Web Parroquial San Pedro


san-pedro.org és l'espai a la xarxa de la comunitat parroquial de Sant Pere Apòstol, per construir comunitat també des d'internet

Contenido
La Torre, el logo de la parroquia

Organigrama

Por una Comunidad Parroquial Responsable y Solidaria

La comunidad parroquial de San Pedro la construimos día a día en nuestras celebraciones, actividades, grupos y proyectos y uno de los objetivos principales de todas las personas que formamos esta comunidad parroquial es ser lo más coherentes posible con el evangelio y la doctrina social que de él emana.

En el entorno actual de crisis económica, ecológica, ética y de gobernanza, la carta encíclica caritas in veritate nos hace una llamada a la defensa del medio ambiente y a nuestro compromiso con la solidaridad y cooperación internacional. Dos ejes que se imbrican en nuestra tradición y concepto de comunidad parroquial.

Por ello, las personas y los grupos que formamos la Comunidad Parroquial, conscientes de su importancia, y optando por superar las incomodidades y dificultades que supongan, nos comprometemos con firmeza por:

Un consumo responsable, crítico y consciente.
La acción de consumir es una actividad cotidiana en nuestras vidas es por ello que debemos generar un proceso que favorezca el ser conscientes de sus repercusiones para el medio ambiente y las personas que habitan el planeta de nuestros procesos de abastecimiento de bienes y servicios.
Son muchas las entidades y estudios que nos advierten en los últimos años de las modalidades insostenibles de consumo y producción, particularmente en los países industrializados que ponen en peligro tanto el medio ambiente como la posibilidad de construir un mundo más digno para todas las personas que lo habitamos.
Esta realidad nos debe provocar la revisión y evaluación de nuestros comportamientos  insostenibles e incoherentes, tanto individuales como grupales, y optar seriamente por un modelo de Consumo Responsable que implica que la elección de los productos y servicios no sólo la realizamos en base a su calidad y precio, sino también por su impacto ambiental y social, y por la conducta de las empresas que los elaboran.
La austeridad y el cuidado de lo que ya disponemos.
Debemos partir del consumo de lo necesario, huyendo del consumismo irreflexivo y aplicando la sensatez en el análisis de nuestra necesidades.
El orden y cuidado del material para actividades y el mantenimiento de nuestros espacios favorece alargar su utilidad, el volver a utilizarlos y no realizar nuevas compras por dejadez o descuidado.
Comprar con coherencia.
Debemos apoyar las iniciativas cooperativas, al pequeño comercio, y las tiendas de nuestro barrio que promueven las relaciones humanas, favorecen la economía local y la riqueza repartida.
También debemos evitar las multinacionales, hipermercados, grandes cadenas que acumulan poder y riqueza, contaminan promoviendo el consumo excesivo y despilfarrando en publicidad.
La minimización de los residuos y su recogida selectiva.
Nos comprometemos a la clasificación de nuestros residuos y utilizar los diferentes contenedores disponibles así como a utilizar el ecoparque en el resto de residuos.
De todas formas evitaremos los envases innecesarios y materias contaminantes como corcho blanco, tetrabrick, plástico y productos envasados innecesariamente. Mejor comprar tamaños familiares, utilizar carro de compra, bolsas de tela o envases reutilizables o retornables.
A la hora de limpiar utilizaremos bayetas de tela, evitando el papel de un solo uso, y sustituyendo los productos de limpieza agresivos por otras menos tóxicos (agua caliente, vinagre blanco, bicarbonato sódico,...).
El comercio justo y solidario.
El comercio justo es una alternativa de sistema comercial basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible al ofrecer mejores condiciones comerciales y asegurar los derechos de productores y trabajadores desfavorecidos, especialmente en el Sur.
La opción por los productos de comercio justo es una herramienta de cooperación y de solidaridad.
Consumir productos ecológicos.
Optaremos por productos ecológicos de cualquier tipo siempre que sea factible.
Especialmente en el ámbito de la papelería: Utilizaremos papel reciclado ecológico y evitaremos imprimir hojas o gastar papel si no es imprescindible. Imprimiremos por las dos caras, y reutilizaremos el papel por la cara no impresa. Evitaremos los canutillos de plástico para encuadernar.
El transporte colectivo.
Potenciaremos el transporte colectivo siempre que podamos, utilizando el transporte público, autobuses o coches compartidos. Potenciaremos también el uso de la bicicleta como medio de transporte.
El ahorro de la energía y del agua.
Es necesario ahorrar energía: apagar las luces, la pantalla de ordenado y otros aparatos eléctricos cuando no los necesitemos, utilizar bombillas de bajo consumo y pilas recargables. También debemos ser extremadamente prudentes en el consumo de agua, cerrando bien los grifos cuando no se utilizan y no malgastando el agua.
El software libre.
La opción por el software libre favorece la disminución de la brecha digital y la distribución de programario realizado de manera colectiva en código abierto y contraponiéndose al imperio y enriquecimiento de las grandes empresas que intentan monopolizar y controlar el desarrollo tecnológico y su insultante lucro.
Medicamentos genéricos.
La opción por los medicamentos genéricos supone facilitar el acceso a la sanidad de más personas al disminuir el gasto farmacéutico de los sistemas públicos e impiden el enriquecimiento excesivo de las grandes laboratorios multinacionales a partir de patentes generadas, en parte, con fondos públicos para la investigación.
Banca ética.
Las entidades financieras también pueden combinar los beneficios sociales y medioambientales con la rentabilidad económica exclusivamente. La opción por entidades e instrumentos de financiación ética favorece la economía social y solidaria.
La movilización contra la pobreza Mundial.
La consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, mediante las acciones promovidas por Pobreza Cero será nuestra acción prioritaria de movilización social para concienciar y sensibilizar en la lucha contra la pobreza mundial, implicándonos en una participación activa.

Este compromiso significa una implicación de cada una de las personas que formamos la Comunidad Parroquial de San Pedro (Sacerdote, agentes de pastoral, profesorado, jóvenes, niños y niñas, familias...) y de las que nos ayudan a construirla. Poner en práctica este compromiso nos implicará cambiar costumbres y hábitos, y lo haremos desde la convicción que conseguiremos una parroquia más responsable y solidaria.

Realizada con software libreRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con sistema operativo GNU/LinuxRealizada con distribución UbuntuRealizada con editor HTML BluefishRealizada con programación web con phpRealizada con base de datos web con mysqlRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con navegadores de referencia Firefox y ChromiumRealizada con FTP FilezillaRealizada con retoque fotográfico con GimpRealizada con dibujo vectorial con InkscapeRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con edición multimedia con Kdenlive y CinelerraRealizada con conversión de formatos multimedia con WinFFRealizada con reproductor multimedia VLCRealizada con edición de PDF con PDF EditorRealizada con suite ofimática Openoffice | Contenidos bajo licencia Creative Commons | cumple el estándar XHTML 1.1cumple el estándar CSS 3.0cumple el estándar WAI-AA de accesibilidad

[Comunidad Parroquial San Pedro. Puerto de Sagunto]